martes, 16 de septiembre de 2014

¿Qué es madurar?

Es no llorar por lo que fue y no será, sino darle gracias a Dios porque un día fue y fuiste feliz.

Madurar es aceptar los cambios. Saber que algunas cosas que fueron, ya no son y tal vez no vuelvan a ser.

Es aceptar que por los errores del pasado hoy estás pagando las consecuencia. Y que a causa de ellos, perdiste a personas que querías.

Es no mirar atrás buscando lo que fue, sino mirar al frente y valientemente aceptar lo nuevo que viene.

Es, aunque duela, decir adiós.

Es no culpar al otro por lo que perdiste, sino mirar dentro de ti, reconocer tus faltas y trabajar para cambiarlas.

Es aceptar, para crecer y ser mejor mañana por ti y para los demás.

Es aceptar que estás en la parada equivocada, porque ya no eres guagua de esa ruta.

Es dejar ir lo que no se quiere quedar, y abrirle la puerta a aquello que lleva rato esperando fuera.

Es no mendigar, bajo ninguna circunstancia, ningún tipo de amor. Es entender que el amor no se exige, no se impone, NACE y se va alimentando día a día.

Es no poner mi felicidad en otra persona, sino simplemente ser feliz porque así lo decido y porque merezco serlo.

Divanna Chicón S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada