viernes, 14 de septiembre de 2012

Amanda, mi querida Amanda


Desde que tengo uso de razón, específicamente desde los dos años, estaba ese bicho verde con alas al que tanto quería y quiero. Dándole de comer de mi boca, de mi mano, cuando casi ni plumas tenía. Le encantaba subirse en mi cabeza como si fuera un nido y ahí se quedaba hasta que la quitabas. No era amorosa con nadie, sólo con mami y conmigo, hasta que aprendió a querer a Linda, mi hermana. A mi me quería tanto… Y hoy ya no estás, Amanda. Eras una de las cosas que más quería en esta vida. Mi Amanda…Siempre me decían que las cotorras duraban alrededor de 40 años, pero te me fuiste con 23. ¡Qué dolor! Sólo Dios sabe el vacío tan grande que dejas en mi vida. Creí que siempre ibas a estar, que ibas a estar, que ibas a estar. Que cuando me mudara, me casara, ibas a estar. Te extrañaré tanto, gorda.La cotorra más antipática del planeta eras tú. No hay uno que se haya salvado de un picotazo tuyo. Y no uno cualquiera, no, hasta que no veías sangre no estabas tranquila. Jejejeje. Y ni hablar de los desastres que le hacías a mami. Todo lo picabas, todo lo dañabas en  un afán de llamar la atención.Qué dolor sentí cuando fui, después de 4 años, y no me reconociste. No me quisiste. Y que dolor siento ahora de saber que te fuiste sin reconocerme y sin volver a permitirme darte un beso en tus bellas alas.Sólo quién ha tenido un animal querido puede entender el dolor y el vacío que pueden dejar. Ningún otro animalito podrá sustituirte nunca. Crecí contigo, y cada día de mi vida recordaré esa vocecita con la que me llamabas cuando te dejábamos a oscuras, porque odiabas la oscuridad. Cada día recordaré esa risa burlona que hacías después de picar a alguien. Cada día te recordaré porque fuiste mi primera mascota, y siempre serás mi Amanda, mi querida Amanda.  Y nunca olvidaré cuando le decías a mami: Cristina, te buscan… O cuando te llamabas a ti misma: Cuca cuero…Fueron muchos los años junto a ti. Eras parte de la familia… Todos te conocían, y hoy ya no estás.Adiós, Amanda… Mi querida Amanda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada